Descripción

El cobre atomizado con agua se puede utilizar en una amplia gama de aplicaciones incluidas las partes estructurales PM, distintos procesos químicos y operaciones metalúrgicas. El polvo de cobre incorpora fuerza y resistencia a la corrosión, al mismo tiempo que ofrece una conductividad eléctrica y térmica para usos diversos en mercados industriales.