Descripción

El cobre y el zinc se funden y luego se atomizan con aire para producir diversas variaciones de aleación, siendo las más comunes 90/10, 80/20 y 70/30 de cobre/zinc. Las formas irregulares de partículas hacen que estos polvos sean ideales para una amplia gama de aplicaciones.