Descripción

Los polvos de cobre y de aleaciones de cobre se producen mediante la desintegración de una corriente de metal líquido a través de una boquilla de atomización mediante aire comprimido. Este proceso de atomización con gas produce una forma de partícula esférica para el cobre y, en función de los demás elementos, una forma esférica o irregular para polvos aleados.